El aumento de senos es la operación de cirugía estética más realizada en todo el mundo. Pese al auge de otras cirugías y a la aparición de nuevas técnicas de aumento mamario como el aumento mamario con grasa propia y el aumento mamario híbrido, la utilización de prótesis de silicona sigue siendo la opción preferida por la mayoría de las pacientes.

Ver Aumento de pecho. Beneficios y desventajas

Cuando una paciente acude a la consulta del cirujano estético suele tener muchas dudas, algunas de ellas relacionadas con la duración de las prótesis mamarias tipo:  ¿Las prótesis duran toda la vida?. ¿Cada cuánto tiempo hay que cambiarlas?. ¿Cómo saber si ha llegado el momento de cambiarlos?

Implantes mamarios

Cuánto duran los implantes de pecho

Existe el mito de que las prótesis mamarias deben ser cambiadas cada 10 años, pero esto no se ajusta a la realidad. La duración de los implantes de pecho no está preestablecida, es decir, no tienen fecha de caducidad. Las prótesis pueden tener una duración de 7 o 10 o 15 años, e incluso, en algunos casos, toda la vida.

Los fabricantes garantizan las prótesis de por vida, pero esto no significa que la duración de las prótesis mamarias duren para siempre, sino que están garantizadas ante posibles complicaciones causadas por defectos de fabricación.

Los implantes mamarios de hoy en día duran mucho más que las antiguas prótesis de suero salino y de silicona con gel de baja cohesividad. Actualmente,  la mayoría de prótesis mamarias usadas en la cirugía de aumento de senos están hechas con gel de silicona de triple cohesividad o cohesividad máxima y con una cápsula más resistente, flexible e impermeable que las antiguas.

Por estos motivos, las prótesis tienen una mayor durabilidad y en el caso de que existiese rotura tras el paso de los años, al no tener un contenido líquido, éste no sería vertido al exterior evitando así problemas para tu salud.

Las prótesis mamarias envejecen y, por esta razón, resulta muy importante controlar su evolución y comprobar su estado mediante pruebas radiológicas como la ecografía cada 2 años durante los 6 primeros años y anualmente a partir del séptimo año, aproximadamente.

De qué depende la duración de las prótesis de senos

No hay actualmente una constancias científica de que hay factores determinantes sobre la duración de los implantes de senos. Cada paciente es diferente y, por lo tanto, la duración de los implantes puede variar muchísimo, por factores que no están hoy en día del todo claros.

Esto significa que hay pacientes que llevando el mismo tipo de implantes, la misma marca, incluso operándose con el mismo cirujano, se operen con 20 años y no tengan que cambiar nunca sus prótesis, pero habrá otras que sí,.

Cuándo se deben cambiar los implantes de senos

Hay múltiples motivos que pueden obligar a cambiar unos implantes de senos. Los motivos más habituales son:

  • Deseo de la paciente: Con el paso del tiempo el cuerpo o los gustos de la paciente cambian y desea cambiar su prótesis actual por otra que se adapte mejor a su nueva realidad.
  • Contractura capsular: La contractura capsular es la complicación más frecuente a largo plazo. Consiste en una reacción del organismo frente a la prótesis, que produce un tejido fibrótico (duro) alrededor del implante, encapsulándolo; lo que a veces hace que la mama se vuelva dura y se produzcan cambios morfológicos. Sin embargo, con la técnica y los medios adecuados, podemos bajar ese riesgo a porcentajes muy bajos, menores del 1%.
  • Rotura de la prótesis: El índice de rotura de las prótesis mamarias es muy bajo, pero si se produce, hay que retirar la prótesis y colocar una nueva.  No se trata de una intervención urgente, porque los implantes están fabricados con un gel cohesivo de silicona, que impide que la sustancia se propague por el cuerpo.
  • Descolgamiento del implante. En estos casos la prótesis no esta centrada con la propia implantación de la mama respecto al tórax por bolsillo demasiado grande, traumatismo, cápsula laxa, prótesis muy grande, piel poco firme, exceso de presión sobre el implante, etc.
  • Formación de pliegues en los implantes. Esto puede hacer que el pecho tenga un aspecto poco natural. Estas arrugas o pliegues (conocidas como Efecto Rippling)  se pueden notar o sentir al tacto, y pueden aparecer en cualquier parte de la mama, aunque son más comunes en los bordes laterales y en la parte superior.
  • Desgaste. El desgaste de una prótesis puede llevar a su rotura, pero mientras el implante se encuentre íntegro su desgaste no modifica las propiedades de la prótesis mamaria.
  • Sinmastia. La sinmastia sucede cuando cuando los implantes se unen y se pierde el surco intermamario o canalillo. No siempre es necesario sustituir las prótesis, aunque en situaciones concretas sí que se cambian por unas de tamaño menor.
  • Doble surco. Tras un aumento de pecho baja el surco para adaptarse a las nuevas dimensiones. En ocasiones se nota mucho el surco anterior, produciéndose así el doble surco. Para corregir este problema se puede realizar un cambio de prótesis, normalmente por otras más pequeñas.

¿Se puede cambiar un implante mamario y poner grasa en su lugar?

Se puede extraer una prótesis y rellenar con tejido adiposo en su lugar, pero hay que ser consciente de que el volumen que vamos a conseguir no es el mismo que con el implante y es más que probable que se necesiten dos o tres sesiones de relleno con grasa propia.

No se puede poner grasa dentro del bolsillo del implante, dado que las células no viven. Hay que inyectarlo entre la cápsula y la glándula, y entre la glándula y la piel. No podemos poner tanto volumen en estas circunstancias, con lo que casi seguro tendremos que rellenar de nuevo pasados al menos 6 meses, el tiempo que se considera que el espacio que ha dejado el implante puede estar cicatrizado.

Ver Lipofiling de pecho (Aumento de pecho con grasa propia)

Cómo es la cirugía de cambio de prótesis mamarias

La intervención de cambio de implantes mamarios es un procedimiento muy sencillo y prácticamente sin riesgos. Dura 1 ó 2 horas aproximademente. En la mayoría de los casos la incisión para extraer el implante antiguo e introducir el nuevo se realiza sobre la misma cicatriz del primer implante, pero el proceso intermedio varía.

  • Si no hay encapsulamiento de la mama, la intervención se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local. La retirada de la prótesis antigua y la introducción de la nueva se realiza a través de la incisión realizada en la cirugía original, por lo que no quedarán nuevas cicatrices.
  • Si hay encapsulamiento la intervención (capsulectomía), es similar a la del propio aumento mamario, es decir, con anestesia general y normalmente con una noche de ingreso en clínica.
  • En caso de cambio de volumen de la prótesis habrá que reducir/ampliar el bolsillo mamario.
  • En caso de rotura del implante habrá que revisar y sanear para que no quede ningún resto del implante roto.
  • En otros casos para corregir problemas estéticos habrá que cambiar el plano subglandular/submuscular de implantación de las prótesis o incluso realizar una Mastopexia en caso de descendimiento del implante.

Cómo es el postoperatorio de una cirugía de cambio de implantes mamarios

El postoperatorio de una operación de cambio de implantes es muy similar a la primera vez del aumento de pechos. Los puntos se te retirarán entre los 7 y 14 días posteriores. Hay que llevar un sujetador deportivo durante 1 mes, dormir boca arriba y evitar el ejercicio físico durante este mismo periodo.

Hay que poner especial cuidado en cuidar la cicatriz, ya que se realiza sobre la cicatriz anterior. No tomar el sol, evitar la humedad y el sudo y, sobre todo elimina el tabaco al menos 2 semanas, ya que al llevar menos oxígeno tu sangre,  tu cicatrización es peor.

Antes de recambiar unos implantes mamarios es recomendable acudir a una clínica de cirugía plástica con experiencia en cirugía mamaria, estética y reconstructiva, ya que se pueden utilizar diferentes estrategias y técnicas en función de las necesidades. En nuestra clínica estética en Barcelona podemos resolver todas las dudas que tengas al respecto, en una consulta sin compromiso con nuestros cirujano. Llámanos a 622 665 559 y descubre todo lo que te ofrecemos para que disfrutes de un cuerpo bonito y un armonioso rostro.

Dr. Joan San Miguel