Blefaroplastia

¿Qué es la blefaroplastia?

 

La blefaroplastia es la cirugía que se realiza en los párpados y en las zonas alrededor de los ojos para corregir las bolsas bajo los ojos y el exceso de piel que pueden aparecer en los párpados a consecuencia de la relajación del músculo y de la pérdida de elasticidad de la piel con el paso de los años para rejuvenecer la mirada.

La intervención en los párpados se realiza en la gran mayoría de los casos con fines estéticos, para rejuvenecer el aspecto de los ojos, ya que el área de los ojos, por otra parte, es uno de los más importantes en cuanto a la belleza facial, y afecta a la apariencia de la cara.

La blefaroplastia es uno de los operaciones de belleza más demandadas en nuestra clínica estética en Barcelona, junto con la rinoplastia.

La blefaroplastia es una operación sencilla de carácter ambulatorio y con una recuperación relativamente rápida. Normalmente, se realiza sólo con anestesia local y sedación para que el paciente esté más relajado.

Pero, hay que tener mucho cuidado para realizar una cirugía de párpados de forma segura y conseguir unos resultados naturales.

Se requiere, por parte del cirujano, de un profundo conocimiento de la zona periocular y mucha experiencia en quirófano para identificar las características particulares de cada paciente, evitando eliminar demasiado tejido sobrante con la consiguiente pérdida de volumen.

 

Tipos de blefaroplastia:

 

Según la zona de la intervención podemos distinguir 2 tipos de blefaroplastia.

 

Blefaroplastia superior:

 

Es una intervención orientada a mejorar la estética del párpado superior, eliminando el exceso de piel de los párpados superiores, para despejar la mirada consiguiendo un aspecto rejuvenecido y más descansado de la mirada.

La blefaroplastia superior se realiza haciendo una incisión en el pliegue natural del párpado superior con bisturí eléctrico o láser para evitar sangrados y acelerar la recuperación. A través de esta incisión podemos trabajar el exceso de piel y/o grasa, mientras que el músculo orbicular queda intacto. Como la incisión sigue las líneas de tensión naturales de la piel queda oculta en el surco orbitario superior.

Es muy importante es esta cirugía no ser demasiado agresivo eliminando piel, músculo y grasa del párpado superior para evitar algunos problemas que pueden surgir a posteriori: ojos hundidos, mirada triste, párpados vacíos y en el peor de los casos dificultad para cerrar los ojos.

 

Blefaroplastia inferior:

 

La intervención estética para corregir las bolsas grasas y surcos de los párpados inferiores, eliminando la laxitud, pliegues y arrugas que se forman con el paso de los años.

La blefaroplastia inferior puede realizarse con distintas técnicas , el cirujano elegirá la más adecuada en función de las características de cada paciente.

La cirugía del párpado inferior normalmente se realiza por vía transconjuntival, a través de una pequeña incisión de aproximadamente por dentro del párpado para acceder directamente a las bolsas de grasa.

Esto evita tener que tocar el músculo orbicular, que soporta los párpados, evitando posibles complicaciones. Además, no necesitamos puntos externos, por lo que no hay cicatriz.

En la mayoría de los casos se realiza una redistribución de la grasa encima de los surcos orbitarios, lo que mejora los surcos y la transición párpado-mejilla, evitando la sensación de ojo hundido. La cantidad de grasa del paciente determinará si es apto para esta técnica o requiere de eliminar grasa.

En pacientes con laxitud tendinosa en la zona ocular, la blefaroplastia inferior se suele acompañar de una cantopexia para reforzar el soporte del párpado. Esta intervención nos permite tensar y corregir la caída de la comisura externa de los párpados.

blefaroplastia-operacion de parpados

Cómo se realiza la blefaroplastia:

 

La blefaroplastia es una cirugía estética indolora que se realiza en quirófano con ayuda de anestesia local y sedación, para favorecer la tranquilidad del paciente. La intervención dependiendo del tipo de blefaroplastia, suele ir de los 45 minutos de una blefaroplastia superior a las 2 horas si también se realiza una blefaroplastia inferior.

Normalmente, las incisiones se realizan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores. A través de ellas, se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, recolectando o extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo. Las incisiones se cierran con suturas muy finas.

Tras la intervención quirúrgica el paciente espera una hora aproximadamente en observación y se marcha a casa. El 90% de los pacientes vuelvan a su vida normal en una semana.

Como hemos visto anteriormente, hay distintas técnicas para realizar la intervención de corrección de los párpados. La más adecuada dependerá de cada paciente, la blefaroplastia como cualquier operación estética, es muy personalizada y compleja.

Por ello, es importante contactar con un cirujano con formación adecuada y mucha experiencia en quirófano, como el Dr. Sanmiguel, que además entienda nuestras necesidades, pero sepa controlar las expectativas sobre los resultados que se van a obtener con la blefaroplastia.

 

Quién puede realizarse una blefaroplastia.

 

La cirugía de párpados suele realizarse en hombres y mujeres mayores de 35 – 40 años que quieren mejorar su apariencia y la confianza en uno mismo, rejuveneciendo su mirada o como parte de un lifting facial.

Es importante, recalcar que como cualquier buena cirugía estética la blefaroplastia busca mejorar la apariencia y conseguir un resultado natural, que esté acorde con el resto del rostro, no para conseguir la forma de los ojos de otra persona.

La blefaroplastia no está indicada para personas con problemas de sequedad de ojos, hipertensos y diabéticos. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo para la persona, por lo que es importante realizar un buen análisis visual antes de someterse a esta intervención.

 

Cuánto cuesta una blefaroplastia en Barcelona.

 

Como en cualquier tipo de intervención estética privada no hay un precio estándar para una blefaroplastia en Barcelona y la oferta es amplia.

Una blefaroplastia superior en Barcelona puede costar unos 1.600 euros, una blefaroplastia inferior puede rondar los 2.100 euros y los 4300 euros cuando se realizan ambas conjuntamente.

El precio no debe ser el factor determinante para seleccionar un cirujano para realizarse una blefaroplastia en Barcelona. Hay otros factores muy importantes para elegir correctamente un cirujano estético para evitar sorpresas desagradables.

  • La técnica que utilizará en la operación.
  • Si lo acompaña de otras técnicas como una cantopexia.
  • La formación y experiencia del cirujano.
  • El equipamiento de la clínica donde se realizará la intervención. Descubra ahora las instalaciones y características de Clínica Pedralbes.
  • El equipo médico durante la intervención, el seguimiento postoperatorio… y sobretodo, la confianza que le despierte el cirujano cuando le explique cómo realizará la intervención y que resultados puede esperar de la blefaroplastia.

 

Riesgos de la blefaroplastia.

 

La blefaroplastia realizada por un cirujano plástico con experiencia es una operación segura, no obstante, y como cualquier intervención, pueden aparecer reacciones a la anestesia o infecciones. Si se siguen las pautas del doctor, se minimizan mucho estos riesgos.

Tras la blefaroplastia algunos pacientes presentan visión doble o borrosa durante unos días, un edema temporal en los párpados y asimetrías leves en la cicatrización, pero desaparecen al cabo unos días.

En los primeros días, también puede presentarse una dificultad para cerrar completamente los párpados durante el sueño; solo en casos aislados esta complicación es permanente.

 

Post operatorio de la cirugía de párpados.

 

Tras ser sometido a una blefaroplastia se aplica una pomada en los ojos para lubricarlos, y en ocasiones, un vendaje suave. Si hay ligeras molestias o dolor en los párpados se alivian fácilmente con la medicación analgésica prescrita por su cirujano.

Debe mantener un reposo relativo durante 3 a 5 días y evitar actividades físicas fuertes durante 3 semanas.

A los 2- 3 días de la blefaroplastia podrá comenzar a leer y ver la televisión. El edema y los hematomas en la zona disminuirán gradualmente hasta desaparecer por completo durante la segunda semana, y comenzará a verse y sentirse mucho mejor.

Durante los primeros días, deberá mantener la cabeza elevada al dormir y aplicarse compresas frías para disminuir la inflamación y los hematomas. Mantener una buena higiene de ojos y aplicarse colirios oftálmicos para mantener los ojos hidratados. Los puntos, si es necesario, se retiran entre los 2 días y la semana de la intervención

Durante las primeras semanas puede notar lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz, por lo que deberá llevar gafas de sol durante unas semanas y aplicarse protector solar en los párpados, y cambios temporales en la agudeza visual, como visión borrosa o doble.

La vuelta al trabajo puede realizarse entre una semana y 10 días, usando algún maquillaje para disimular el hematoma.

No podrá utilizar lentillas, si las necesita, hasta las 2 semanas, y aún así podrá sentirse incómodo durante un tiempo.

 

Los resultados de la blefaroplastia.

 

Las pequeñas cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses irán desapareciendo hasta convertirse en un línea clara casi invisible.

Los resultados de la blefaroplastia proporcionan al paciente un aspecto más joven y una mirada más despierta. En muchos casos, los resultados son permanentes, aunque en otros al cabo de los años los párpados pueden volver a caer.

En este apartado volvemos a insistir que como cualquier buena cirugía estética la blefaroplastia busca mejorar la apariencia de tus ojos y conseguir un resultado natural, que esté acorde con el resto del rostro, no para conseguir la forma de los ojos de otra persona.

Contacta con nosotros para más información



    Call Now Button