Rinoplastia de aumento

La rinoplastia de aumento consiste en aquella técnica que permiten aumentar el volumen nasal, en cualquiera de sus ejes y planos. Lo más frecuente es el aumento del dorso nasal, y se da en su gran mayoría en individuos oriundos del este y sur asiático, y autóctonos amerindios. También puede estar indicada en casos de severas malformaciones congénitas (por ejemplo, labio leporino bilateral, con dismorfia septal) o en casos de rinoplastia secundaria que presentan secuelas de exceso de remoción de giba o bien deformidad en silla de montar (saddle nose).

Si las deformidades son mínimas, y la cantidad de material que se necesita no sobrepasa las pocas décimas de mililitro, se puede optar por la infiltración de hialuronato de alta densidad o de relleno con grasa autóloga. Aunque el hialuronato tiene una duración que oscila entre los 6 meses y 1 año, existe cierto reemplazo de volumen por tejido fibroso como reacción a la presencia del producto. En cuanto a la grasa autóloga, existe una reabsorción que oscila entre el 20 y el 40% de la cantidad injertada, lo que significa que persiste entre el 60 al 80% de la grasa, una vez transcurridos los 3-4 primeros meses desde la infiltración, y de forma permanente.

Si la necesidad de aumento del dorso requiere volúmenes de entre 1 a 3 mL, estará indicado el injerto de cartílago auricular enrollado con fascia temporal. El cartílago auricular se obtiene de la concha del pabellón, y se accede mediante una incisión por detrás de la oreja, que queda perfectamente camuflada e imperceptible. Una vez extraído el cartílago, se procede a cortarlo en pequeños cubos de 2 mm que se adherirán mediante un gel de fibrina. El injerto se recubrirá mediante fascia temporal, para que pueda mantener su forma y para que la consistencia sea suave y no se perciban bultos. La fascia temporal se extrae mediante una incisión en el lateral del cuero cabelludo, que queda perfectamente disimulada e inapreciable. Los resultados de esta técnica son estables en el tiempo.

Si la necesidad de aumento del dorso es elevada y además se necesita rigidez para poder soportar el peso de la piel de la nariz a nivel de la punta y dorso (para ganar, por ejemplo, más proyección anterior y longitud), se usará cartílago costal. El cartílago costal se extrae mediante una pequeña incisión debajo de la línea inferior del pecho. Una vez extraído el fragmento de cartílago, se pueden obtener diferentes piezas para conseguir corregir o moldear los parámetros que necesitan más volumen o definición.

Contacta con nosotros para más información