Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es la sustancia más abundante de la matriz extracelular de la dermis cutánea. Las infiltraciones con ácido hialurónico para el tratamiento de arrugas profundas, surcos, aumento de labios y disminución de las ojeras han representado una revolución, que se inició en el año 1998. Al principio, el ácido hialurónico utilizado provenía de las crestas de los gallos, lo que podía dar lugar a reacciones alérgicas, al no tratarse de una molécula igual al hialurónico humano. Más tarde, en 2002 se empezó a comercializar ácido hialurónico humano, obtenido mediante cultivos bacterianos modificados genéticamente. A partir de entonces, se ha convertido el la sustancia de relleno de elección. No sólo consigue restituir el volumen del surco al que se aplica, sino que además el ácido hialurónico es capaz de estimular la síntesis de colágeno, aumentando su efecto.

Existen diferentes variedades de ácido hialurónico, pero a grandes rasgos, y obviando las diferentes marcas existentes, nos hallamos con aquellos que han sufrido un proceso de “cross-link” y los que no. El cross-link, o enlaces cruzados, es una reacción química en la que conseguimos que las diferentes moléculas de ácido hialurónico estén más unidas entre sí, lo que le permite que dure más tiempo, al dificultar su degradación por parte de las enzimas hialuronidasas, presentes en nuestra piel. Por ello, el tiempo que puede durar el efecto de este producto oscila de los 6 a los 14 meses, dependiendo de la cantidad de cross-link efectuada.

La inyección de ácido hialurónico puede repetirse en el tiempo, y si está aplicada por un buen profesional, los resultados pueden ser excelentes.

La zona hundida de las ojeras suele ser una de las indicaciones más frecuentes para su uso, aunque también lo son el relleno de los surcos nasolabiales, los surcos nasogenianos y los aumentos de labio. Valga decir que para el aumento de labio está indicada una infiltración muy suave, que resalte la anatomía labial sin rellenar demasiado, para no acabar con un aspecto de “pato”.

Contacta con nosotros para más información